Las escaras o también conocidas como úlceras de presión, son lesiones que surgen de una presión prolongada sobre la piel. Suelen padecerla personas que tienen movilidad reducida y pasan mucho tiempo en cama, o sentadas.

Estas escaras curan y cicatrizan muy lentamente, además son bastante molestas. Por lo que lo recomendado es evitar que salgan y os vamos a compartir unos consejos para ello.

Consejos para evitar escaras en personas mayores

No estar siempre en la cama o sentados

Siempre que sea posible, y la persona aún pueda moverse, se debe intentar no estar todo el tiempo en la cama o sentados en el sofá.

Si tienen la movilidad reducida o ninguna, aún así debe cambiar de postura y de lugar. Lo ideal es que cambie como mínimo cada 3 horas los puntos de apoyo del cuerpo. De este modo evitaremos estas molestas lesiones.

Hacer ejercicio en la tercera edad

Aunque sea muy suave y solo se base prácticamente en andar, le vendrá bien. Todo lo que haga que la persona esté activa, la mantendrá activa por más tiempo.

La persona mayor debe realizar el máximo de actividad posible, aunque sea con ayuda de un bastón o similar. Cada uno dentro de su nivel y respetando su estado físico.

Una buena alimentación

Es un punto que siempre pasamos por alto, pero si le das a tu cuerpo lo que necesita estará sano durante más tiempo. Debe seguir una dieta equilibrada con proteínas para mantener su musculatura.

Comer muchas frutas y verduras le ayudará a mantener sus vitaminas e hidratación en orden. Alimentación y actividad deben ir de la mano.

Cambia su postura con frecuencia

Si tiene que estar mucho tiempo en la cama, se debe cambiar la postura cada 3 horas. Tiene que haber una o varias personas encargadas de ello y hacerlo con suavidad.

Alternar estar tumbado boca arriba con hacia los lados, tomando como medida 30 grados. Hay que evitar girar de lado completamente a la persona. Para mayor comodidad para la persona encamada, puedes ponerle una almohada de apoyo.

Cuidado de la cama y sillones

Si la persona pasa un tiempo considerable en la cama o en el sofá, es bueno contar con colchón y cojines antiescaras. Estos ayudan, pero sigue siendo necesario que la persona mayor se mueva cada 3 horas.

Usar sábanas con tejidos suaves que no se arruguen, hace que esos pliegues no se marquen en la piel. Además todo debe estar limpio y seco.

Una buena higiene personal

Este punto es muy importante, pero la higiene no es solo limpiar. Sino también hidratar, secar y hacerlo del modo correcto.

Conforme nos hacemos mayores la piel se vuelve cada vez más delicada y fina. Cuídala con productos neutros, limpia y seca con suavidad sin frotar, no pongas alcohol sobre ella, hidrata la piel pero no la dejes húmeda…

Especial atención en zonas problemáticas

Pon gran atención a las zonas que dan más problemas. Revisa cada cierto tiempo el pañal o compresa y asegúrate de que siempre está limpio.

Hay otras zonas de pliegue o de apoyos que también son problemáticas. Hay que estar atento a tobillos, caderas, hueso sacro…

Masajes para evitar las escaras

Los masajes son buenos para evitar la formación de escaras, ya que ayudan a la vascularización. Pero hay que saber cómo realizarlos. No consiste en frotar con fuerza, pues la piel en esta edad es muy delicada.

No apliques alcohol, ni ninguna crema que deje la piel con mucha humedad. Haz un masaje suave cuando apliques una crema ligera. Y no masajees una zona donde ya hay escaras o empeorarás la situación.

Para evitar que salgan escaras hay que prestar una especial atención y realizar estos consejos. Si no se dispone del tiempo necesario para cuidar a la persona mayor, es aconsejable buscarle ayuda.

En Innova Asistencial contamos con diferentes servicios según la necesidad de cada persona. Desde ayuda puntual a domicilio hasta servicio de internas.

También te puede interesar
Share This