La demencia es una de las enfermedades más tristes y dolorosas que puede sufrir una persona mayor. Por eso es importante tener mucha paciencia, ser fuerte y, sobre todo, saber cómo cuidar a los mayores con demencia.

Personas mayores con demencia, cuidados

Realmente, el término de demencia no es un tipo de enfermedad concreto. Se utiliza de forma general para referirse a los más de 80 tipos de enfermedades que implican un deterioro grave de la capacidad cognitiva.

Puede deberse al Alzheimer, a un tumor en el cerebro, a lesiones cerebrales, etc.

Pero… ¿cómo cuidar a las personas mayores que lo padecen? Aunque no tiene cura, lo cierto es que existen medicamentos que pueden ralentizar el proceso. Pero para ello es necesario hablarlo con el médico y conocer las causas.

También es importante conocer los efectos de esta enfermedad en las personas, tales como agresividad, cambios en el comportamiento, negatividad, problemas para comunicarse, pérdida de memoria… deberás ser muy fuerte, porque es muy doloroso ver cómo una persona que conocemos con el tiempo va dejando de ser ella misma; por lo que necesitas conocer los síntomas para saber cómo actuar.

Tarde o temprano tendrás que hacerte cargo de las actividades básicas de la vida diaria de esa persona; desde gestionar el dinero hasta llevar la casa. Pero es fundamental que tengas paciencia, ya que la persona mayor no tiene ninguna culpa de sufrir esa enfermedad. No lo ha elegido.

Lo que sí es muy importante es que la persona mayor que tiene demencia siga un estilo de vida de calidad. Deberán hacerse ejercicios físicos que mantengan el cuerpo activo y sano; así como ejercicios de memoria con familiares, amigos… Una rutina que se deberá adoptar, para que el proceso sea más lento.

Con el paso de los años, la persona mayor que sufre demencia incluso podría olvidarse de comer, de beber agua, de saber cuando tiene que ir al baño, de cómo se pone una camiseta… por eso debemos estar siempre a su lado; en vigilancia.

¿Se puede prevenir la demencia en personas mayores?

En los casos en los que hay antecedentes familiares, lamentablemente existe una mayor probabilidad de sufrir la demencia. Sin embargo, se puede invertir en prevención, evitando el consumo de tabaco, alcohol o la ingesta de alimentos que causen riesgos cardiovasculares.

Al más mínimo síntoma, se debe acudir de inmediato a un médico para que haga un reconocimiento y así prevenir o cogerlo con tiempo suficiente.

Conclusión

  • Uso de medicamentos para ralentizar el proceso (si lo aprueba el médico)
  • Realización constante de ejercicios físicos y mentales
  • Seguir un estilo de vida saludable
  • Estar acompañado, en constante vigilancia

Y, como ya insistimos más arriba, también es fundamental que las personas que rodean a la persona mayor con demencia tengan mucha paciencia. Es un proceso muy doloroso y deberán de alguna forma acostumbrarse a que esa persona ya nunca volverá a ser la de antes, aunque aparezca por momentos.

Recuerda que no estás solo. Profesionales especializados en cuidados como los de Innova Asistencial podrán dar una atención personalizada, formada y cuidadosa con tu ser querido.

Si necesitas ayuda en el cuidado de una persona mayor con demencia, puedes confiar en nuestro equipo. Contamos con personal en toda la Comunidad de Madrid que podrá ofrecer la solución a medida que necesitáis.

Solo tienes que contactar con nosotros y te daremos solución cuanto antes y sin compromiso.

También te puede interesar
Share This