Muchas personas mayores se vuelven poco activas y esto es totalmente contraproducente para su salud. Lo ideal es que el anciano llegue a la vejez con plenitud de facultades.

Pero no siempre se tiene la suerte de seguir caminando a edades avanzadas. Sin embargo, se pueda caminar solo o se necesite alguna ayuda, pasear es muy beneficioso

Incluso es beneficioso aunque no se tenga ninguna movilidad. Pasear en silla de ruedas con la ayuda de un familiar o cuidador, repercutirá positivamente en el anciano.

Veamos qué beneficios se obtienen de caminar y cuáles son los consejos que son recomendables seguir.

Beneficios de pasear en la tercera edad

Si la persona camina, salir a pasear tiene muchos beneficios para ella.

  • Disminuye las reservas de grasa
  • Mejora la musculación y la salud de los huesos
  • Disminuye la tensión arterial

Aunque la persona no camine y use silla de ruedas, siguen habiendo beneficios:

  • Se socializa con otras personas
  • Perder el miedo a la calle 
  • Un cambio de actividad que refrescará su mente
  • Recibir el sol y aire puro
  • Refuerza el sistema inmunológico
  • Ayuda con la depresión 

Prepararse para el paseo

Elegir ropa y calzado cómodo será lo primero que hay que tener en cuenta. Las mujeres mayores deben evitar las faldas, tendrán un movimiento más libre con pantalones.

Haga calor o frío hay que llevar un sombrero o gorro para evitar el sol directo en la cabeza. Al igual que unas gafas de sol que ayude a proteger la vista y a ver con mayor claridad.

Las personas mayores tienen la piel muy delicada, cuidarla es fundamental. Para ello aplica protector solar antes de salir a la calle, sobre todo si es verano. 

Si es invierno y hace mucho frío, un abrigo que sea ligero de llevar pero que sea calentito. Así como pañuelos, guantes o bufandas que protejan su piel.

LLevar una pequeña botella de agua encima para hidratarse siempre estará bien.

¿Cuál es la mejor hora para dar un paseo?

Esto dependerá mucho de la estación del año en la que estemos. Teniendo especial atención en verano, debido al calor excesivo y en invierno, para evitar lluvia, viento, frío…

Si es verano o hace mucho calor, lo ideal es pasear a primera hora de la mañana o a última de la tarde. Si hace mucho frío al contrario, salir en las horas cuando el sol calienta.

Si no se pueden salir en las horas recomendadas, en verano ve por la sombra e hidratados. Y en invierno bien abrigados. Y en ambos casos dar paseos más cortos.

Si solo puedes hacer un ejercicio en tu vida, el mejor es caminar sin duda. Salir a pasear en silla de ruedas a tomar el sol y el aire fresco, también es muy beneficioso.

Pero cuando se es mayor, aunque aún se pueda andar solo, es mejor pasear acompañado. Los familiares se quedan más tranquilos y la persona mayor va más segura.

Si no puedes dar esos paseos con su familiar, ¡organízalo para que vaya acompañado de un profesional! Pasear y salir a la calle es necesario para mantener la salud.

En Innova Asistencial contamos con servicios de ayuda a domicilio para personas mayores¡Aquí puedes verlos!

También te puede interesar
Share This