Movilizaciones pasivas: miembros inferiores

Ya te contamos en el anterior artículo cuáles son las movilizaciones pasivas para miembros superiores. Esta vez, desde Innova Asistencial queremos enseñarte ejercicios para el tren inferior.

Si aún no conoces los ejercicios de los miembros superiores, puedes pinchar en este enlace.

Esta entrada al blog va a hacer referencia a la movilización pasiva de los miembros inferiores en personas mayores con poca/nula movilidad o en un paciente encamado.

El objetivo sigue siendo el de mejorar el estado físico de la persona a la que se atiende, facilitar los cuidados que esta requiere y prevenir complicaciones musculoesqueléticas.

Aspectos básicos para realizar la movilización pasiva

Es importante conocer los aspectos básicos para realizar correctamente las maniobras de movilización. Sino, puede pasar que hagamos daño a la persona o empeoremos su situación.

  • Realizar las maniobras con cuidado. Los movimientos deben ser continuos y mantenidos, sin provocar dolor en la persona.
  • El calor húmedo funciona. Si se aplica de manera suave sobre las articulaciones, es posible que el estiramiento sea mayor y se reduzca el dolor.
  • Explicar todo el proceso al afectado. Es importante que sepa qué se va a hacer, cuáles son los ejercicios, las repeticiones, la intensidad con la que se realice el movimiento, etc.
  • Las tomas deben ser cuidadosas. El auxiliar o asistente debe tener cuidado con cada movimiento para evitar posibles lesiones.

4 miembros inferiores: articulaciones de cadera, rodilla, tobillo y dedos

Es normal que el tren inferior se desgaste antes que el tren superior. Esto es porque, a medida que pasan los años, nos vamos cansando más y tendemos a sentarnos o llevar una vida más sedentaria. Aun así, te dejamos aquí el link a los ejercicios de movilización articular de los miembros superiores.

El problema principal de esto es que nuestros músculos, huesos y articulaciones de los miembros inferiores se van deteriorando. Por ello, os traemos ejercicios para cada parte del cuerpo. Desde la cadera hasta los dedos pasando por la rodilla y el tobillo:

Movilizaciones articulares en la cadera

Una zona bastante importante porque es la encargada de flexionar la parte superior con la parte inferior del cuerpo. Además, une el miembro inferior con la pelvis, que dota al cuerpo de toda la movilidad.

La articulación de la cadera es, por tanto, la que da soporte, estabilidad y facilita el movimiento de todo el cuerpo. Si no tenemos una buena alineación, puede que suframos pérdida de movilidad. Aunque una mala posición también se traduce en dolor, rigidez o incapacidad de sostenernos. Te enseñamos los X ejercicios claves para mejorar nuestra cadera:

  • Flexo-extensión. La persona que se encuentra tumbada en una cama o una camilla debe estar con la rodilla flexionada. El movimiento que debe realizar es de aproximar y separar la pierna/rodilla hacia el pecho, acompañando el movimiento con el cuerpo. El auxiliar aquí lo ayudará apoyando una mano en la cara lateral externa de la rodilla y otra en el talón, de esta forma facilita el movimiento.

Movilizaciones Pasivas: Flexo-Extensión de la cadera. Innova Asistencial

  • Abducción-aducción. El paciente se tumba en la cama y flexiona las rodillas con la planta del pie en la camilla. De esta forma, debe ir separando la pierna de manera lateral desde la zona media hasta la cama. Igual que en el ejercicio anterior, el auxiliar o ayudante debe poner una mano en la rodilla realizando con él la separación y, la otra mano, en la articulación del tobillo fijando la pierna a la camilla.

Movilizaciones Pasivas: Abducción-adducción de la cadera. Innova Asistencial

  • Rotación interna-externa. Para realizar correctamente el ejercicio, la persona debe estar tumbada en decúbito supino, es decir, con la flexión de cadera y rodilla. Los movimientos se realizan de manera lateral desde el pie hacia el exterior y hacia la zona media.

Movilizaciones Pasivas: Rotación interna - externa de la cadera. Innova Asistencial

Movilizaciones articulares en la rodilla y rótula

La rodilla es la articulación formada por músculos, ligamentos y los huesos de la pierna. Mientras, la rótula es ese pequeño hueso triangular que sirve como palanca para cuando los músculos se doblan o se endereza la pierna. Además, ayuda a proteger la articulación de la rodilla.

  • Flezo-extensión. La posición del paciente debe ser tumbado excepto la parte de la rodilla. El movimiento es aproximar y separar el talón hacia el glúteo y la ayuda debe ser para dar estabilidad a la pierna. Es decir, una mano en la rodilla y la otra en el talón o planta del pie.

Movilizaciones Pasivas: Flexo-Extensión Rodilla. Innova Asistencial

  • Para mover la rótula, el mejor ejercicio es extender por completo la pierna en una cama y desplazar la rótula presionándola por los laterales. Es un movimiento complicado, para que no sufra el paciente lo que se debe hacer es colocar ambas manos con los dedos índices y corazón en la parte de en medio y, los dedos pulgares en los laterales de la rótula.

Movilizaciones Pasivas: Movilización de rótula. Innova Asistencial

Movilizaciones articulares en el tobillo

El tobillo es una de las zonas más complicadas. En número, suele ser el que más lesiones deportivas tiene como por ejemplo las roturas o los esguinces. Tanto si la persona ha sufrido muchos esguinces en su vida como si ya la persona es mayor, es una articulación que debe ser movilizada para que no se deteriore. Te contamos cuáles son los principales ejercicios para hacer:

  • Flexión-dorsiflexión.
  • Inversión y eversión.
  • Rotación

Movilizaciones Pasivas: Flexión-dorsiflexión, nversión y eversión, Rotación de tobillo. Innova Asistencial

Estos 3 ejercicios se hacen estando la persona sentada. Aunque sean ejercicios diferentes, se pueden hacer en un mismo tiempo. La flexión y dorsiflexión sería de arriba hacia abajo, la inversión y eversión de un lado a otro y la rotación sería en círculos.

Para que el ejercicio se haga de la mejor manera posible, el auxiliar tendrá que sujetar el talón con una de sus manos y, la otra, a modo de pinza en el empeine (para que el ejercicio no se haga de manera bruta).

Movilizaciones articulares en los dedos

Los dedos de los pies proporcionan estabilidad ya que no sirven para agarrar ni sujetar nada. Son evolución de los dedos de las manos aunque eso sí, son tan importantes como los del tren superior. Por eso es importante que no pierdan movilidad.

Para los dedos existen dos ejercicios: el de rotación y liberación metatarsofalángica y el de flexo-extensión de falanges proximales. Si quieres realizar alguno de estos ejercicios, primero debes estar sentado a los pies de la persona.

Luego, realizar los movimientos que son muy sencillos. En dirección contraria a los de las manos (apertura y separación) y pequeños movimientos de tracción en cada falange individual. Hay que coger el empeine con las palmas de la mano.

Movilizaciones Pasivas: Rotación y liberación metatarsofalángica. Flexo-extensión falanges proximales. Innova Asistencial

Para cualquier duda o consulta, puedes contactar con nosotros aquí.

Además, si te interesa, infórmate de nuestro servicio de fisioterapia a domicilio.

VÍCTOR MANUEL LORO RUBIO

DIRECTOR-TERAPEUTA OCUPACIONAL

INNOVA ASISTENCIAL

Comparte

Deja un comentario

Solicita un presupuesto

Selecciona la sede:

¡Gracias por contactarnos!

Revisaremos tu consulta y nos pondremos en contacto contigo a la mayor brevedad posible.