Todas las piscinas de uso público y/o comunitario deben tener accesibilidad.

Es decir, deben ser accesibles para que todas las personas puedan hacer uso de ellas con total normalidad, independientemente de si poseen algún tipo de discapacidad o condición de movilidad reducida.

Accesibilidad en piscinas: tienen que ser accesibles por ley

El Real Decreto Ley 1/2013 del 29 de noviembre establece que los bienes, espacios, servicios, productos y transportes deben ser accesibles para las personas con discapacidad.

Sin embargo, a pesar de la obligatoriedad de esta medida, en la actualidad es posible encontrar piscinas públicas o comunitarias que no son accesibles.

¿Por qué ocurre esto? En el caso de las piscinas comunitarias sucede por las negativas de los vecinos; ya que no quieren asumir el coste que supone esa adaptación.

Sin embargo, el no hacer frente supone una discriminación importante para la persona discapacitada, dado que no puede hacer uso de la misma.

Claro que, a la hora de hacer las piscinas accesibles, las obras van más allá, porque también es necesario adaptar los espacios comunitarios.

Es decir, las pistas, los jardines, las entradas a los edificios, etc. Todas las zonas comunes.

¿Es obligatorio que las piscinas sean accesibles en las comunidades de vecinos?

La normativa señala que sí. O, al menos, siempre y cuando existan vecinos con movilidad reducida (o de 70 años o más).

Además, afecta a los propietarios de los inmuebles, inquilinos de larga duración o que trabajen en las propiedades. Por lo que mientras nadie lo necesite, no será necesario.

¿Quién asume el coste de hacer la piscina más accesible?

Como te comentábamos anteriormente, es la comunidad de vecinos quién debe abonar la adaptación de la accesibilidad de las piscinas.

El sí o el no a la obra se lleva a cabo por medio de una votación.

De tal manera que los propietarios que se ausenten será como si hubieran votado que sí.

El principal problema es que en algunas comunidades hay vecinos que se niegan (porque no tienen dinero o no quieren hacer frente a la derrama).

Sin embargo, en muchos casos es posible disfrutar de ayudas o de subvenciones.

Si eres propietario, te interesa

Es importante que estés al tanto de la normativa en cuanto a accesibilidad en las piscinas.

Sobre todo si eres propietario de una vivienda que posee piscina comunitaria; ya que de un día para otro podrías encontrarte con una derrama y debes estar preparado para cuando eso llegue.

Por lo que en estos momentos, la accesibilidad en piscinas de públicas o comunitarias es imprescindible.

También ten en cuenta que tener espacios comunes adaptados, si hablamos de urbanizaciones, por ejemplo, revaloriza la finca y, por efecto rebote, tu vivienda. Así pues, también puede considerarse una inversión.

Si tienes cualquier duda, ¡pregúntanos!

También te puede interesar
Share This