Movember. En noviembre nos dejamos el bigote

El bigote está de moda. Hombres de todo el mundo se unen a la causa del Movember, un movimiento internacional, que pretende alertar al sexo masculino para la necesidad de cuidarse física y mentalmente, hacer chequeos médicos periódicos y prevenir enfermedades como el cáncer de próstata y de testículos. La cara más visible del movimiento es el bigote que muchos dejan crecer con orgullo durante un mes.

El movimiento, cuyo nombre es una mezcla entre las palabras inglesas moustache (bigote) y november (noviembre), surgió en 2003, en Australia. La idea fue de dos amigos que, mientras tomaban un par de cervezas y bromeaban con volver a poner de moda los bigotes tan habituales de antaño, decidieron dar a la iniciativa un sentido más allá de lo estético. Tomando como ejemplo la campaña de la madre de un amigo para recaudar fondos para el cáncer de mama, decidieron hacer lo mismo con enfermedades masculinas: el cáncer de próstata y de testículos. La manera de visibilizar la iniciativa sería dejar crecer el bigote durante el mes de noviembre. Cada persona que se uniera debería pagar 10 dólares que se destinarian a la causa. Consiguieron 30 seguidores.

Al año siguiente registraron la fundación Movember e iniciaron de manera oficial un movimiento que, a lo largo de los años, se ha expandido a todo el mundo.

Cuatro áreas fundamentales

Movember pone el foco en cuatro áreas fundamentales: la prevención del cáncer de próstata y de testículos, la atención a la salud mental y la necesidad de mantener una vida activa.

El cáncer de próstata es el segundo tipo de cáncer más común entre los hombres de todo el mundo. Se espera que para 2030 se duplique el número de casos, hasta los 1,7 millones. El cáncer de testículos ha duplicado el número de casos en los últimos 50 años. Además de las dolencias físicas, hay que poner un ojo en la salud mental. La Organización Mundial de la Salud calcula que cada año mueren 510.000 hombres por suicidio en todo el mundo. Lo que equivale a uno por minuto. De todas las personas que se suicidan, tres cuartas partes son varones.

Pese a estos números, a diferencia de las mujeres, que están muy concienciadas para la necesidad visitar regularmente al ginecólogo y hacer chequeos periódicos, los hombres suelen ser más descuidados con su salud. Movimientos como los de Movember alertan a la población masculina para la necesidad de un cambio de actitud. Trabajan la prevención de las enfermedades bien como un estilo de vida saludable y activo, alertando de que la inactividad física es el cuarto factor de mortalidad en el mundo.

Prevención y diagnóstico precoz

No se trata de ser hipocondríaco, sino de prestar atención a tu cuerpo y a los síntomas que pueden indicar que algo no va bien y acostumbrarse a visitar el médico de cabecera de manera periódica. Un hábito fácil y muchas veces determinante para que se puedan detectar a tiempo algunas de las enfermedades más frecuentes en los hombres.

  • Cáncer de próstata

Es el segundo más frecuente entre los hombres, con aproximadamente 899.000 nuevos casos al año en el mundo. Normalmente, las revisiones deben empezarse alrededor de los 40 años.

Síntomas:

  • Urgencia miccional: imperiosidad miccional o incluso pérdida involuntaria de la orina.
  • Aumento de la frecuencia de orinar, tanto por el día como por la noche (nicturia).
  • Disuria: dolor y escozor durante la micción (micción dolorosa).
  • Retardo en el inicio de la micción y disminución de la fuerza del chorro miccional o intermitencia del mismo.
  • En ocasiones la uretra se obstruye por el tumor y aparece retención urinaria (obstrucción).
  • Goteo posmiccional.
  • Sensación de vaciamiento incompleto de la vejiga.
  • Crecimiento o dolor mamario.

 

  • Cáncer de testículo

Sólo representa alrededor del 0,5-1% de los tumores del sexo masculino, con aproximadamente 49.000 nuevos casos al año en todo el mundo, pero su número va en aumento desde los años 50.

Síntomas:

  • Bulto no doloroso o inflamación en alguno de los testículos
  • Cualquier cambio de forma o tamaño.
  • Sensación de pesadez en el escroto.
  • Dolor en el abdomen bajo o en la ingle.
  • Acumulación de líquido en el escroto.
  • Dolor o molestia en un testículo o en el escroto.

Más allá de las las enfermedades físicas hay que estar atento también a las dolencias de índole mental y/o emocional, que suelen pasar más desapercibidas. Tener un día malo o pasar por un período de tristeza o apatía es normal. Si esos síntomas se prolongan en el tiempo o si a esos se suman otros, como alteraciones del sueño, cambios de humor, ansiedad, reducción de la energía o dificultades de concentración, hay que pararse, prestarles atención y acudir al médico si no desaparecen.

Cuida de ti

Hay un sin fin de maneras en las que puedes colaborar con el movimiento, desde hacer donativos, divulgar la iniciativa, participar en los distintos retos que se proponen desde la fundación y aportar tu granito de arena para aportar tu granito de arena a la concienciación sobre estas enfermedades. Pero, sobre todo, empieza a cambiar de actitud.

Ya sabes, este noviembre si nunca te has hecho una revisión o tienes problemas que no sabes como solucionar tienes una buena excusa para unirte a Movember y acudir a tu médico para hacerte una revisión. Déjate el bigote y cuida de ti.

INNOVA ASISTENCIAL

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Solicita un presupuesto

Selecciona la sede:

¡Gracias por contactarnos!

Revisaremos tu consulta y nos pondremos en contacto contigo a la mayor brevedad posible.