Las personas mayores necesitan prestar atención a su salud durante todo el año. Mantenerse activos dentro de sus capacidades, dormir las horas necesarias, alimentarse bien… Pero en verano, los cuidados deben aumentarse.

Los mayores enemigos para las personas mayores en verano, son el sol excesivo y el calor. Pueden dañar su piel, tener un golpe de calor, deshidratarse… Esto no quiere decir que tengan que encerrarse en casa, pero sí tomar más precauciones que una persona jóven.

Siguiendo estos cuidados, podrán vivir un verano más agradable. Y si son personas muy activas: disfrutar de la playa, tomarse un helado al caer el sol, pasear por la sombra… ¡El verano es de todos! Te contamos qué cuidados no pueden faltar en su día a día.

Los 12 cuidados necesarios para las personas mayores:

1. Tomar muchos líquidos, sobre todo agua para evitar la deshidratación. También vienen bien cremas fresquitas, gelatinas…

2. Caminar por la sombra y evitar salir a la calle en las horas más calurosas del día. Salir por la mañana tempranito y por la tarde cuando refresque.

3. Vestir adecuado al verano, con ropa más ligera y de colores claros. Cubrir la cabeza con una gorra, sombrero, pamela… Usar también gafas de sol.

4. Un poco de sol es bueno para la salud, pero no hay que exponerse en las horas más fuertes. Es mejor evitarlo de 10:00 a 16:00. Y usar crema solar con factor alto (50 PSF)

5. Ducharse a menudo con agua templada o también se puede refrescar con paños húmedos.

6. Mantener una buena alimentación, no descuidarla en verano. Añadir más frutas y verduras, es necesario 5 raciones. Y hacer 4 o 5 comidas al día.

7. Evitar las comidas muy calientes, el café y el alcohol.

8. Dentro del hogar mantener una temperatura agradable y constante.

9. Dar importancia a dormir lo necesario. El verano nos trastoca un poco, pero dormir las horas suficientes es vital para una buena salud. Mantener unos horarios fijos de comida, paseo, ducha… facilita esto.

10. Controlar la tensión arterial es muy importante. El calor altera la tensión y hay que vigilarla con especial atención en esta estación.

11. Durante el verano si la persona mayor vive sola, tener contacto diario con una persona cercana: hijos, nietos, amigos… Así se realiza un control, sabiendo cómo se encuentra cada día y pudiendo ayudar en caso de que lo necesite.

12. Pedir ayuda, si se encuentra mal o ante el primer síntoma de calor. Si tiene náuseas, dolor de cabeza, mareos, vómitos… ir inmediatamente a tu centro de salud.

Hay muchas pautas que podemos realizar, para hacer que el verano sea más llevadero para ellos. Esto le dará más confort, y mantendrá bien su salud. Adecuar la casa y los hábitos de la persona a esta nueva estación, debe ser imprescindible.

Hay familias que por motivos de trabajo, rutinas, distancia… no pueden ayudar todo lo que quisieran a sus mayores. O también pueden tener la incertidumbre de si están haciendo las cosas bien. En ambos casos, contar con la ayuda de un profesional les beneficiará.

En Innova Asistencial contamos con diferentes servicios profesionales, enfocados en el cuidado y la asistencia. Puedes informarte aquí y ver cuál se adapta más a tus necesidades.

También te puede interesar
Share This