Las Claves para un Envejecimiento Activo

España es un país envejecido, al menos así se refleja en los diferentes estudios. Según los datos estadísticos del Padrón Continuo (INE), a 1 de enero de 2019, un 19,3% del total de la población en España tiene 65 o más años.

Pero lo importante no es envejecer, sino hacerlo con calidad de vida y para ello es fundamental lo que se conoce como el Envejecimiento Activo, que la OMS ha definido como el proceso de optimización de oportunidades de salud, participación y seguridad con el objetivo de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen” El envejecimiento activo no se aplica solo a nivel individual, sino también a grupos de población. La idea es potenciar el bienestar físico, social y mental para un desarrollo pleno a lo largo de todo el ciclo vital.

Factores que influyen en envecimiento activo

Son muchos los factores que influyen, pero nos vamos a centrar en los que la propia persona puede trabajar para conseguir tener un envejecimiento saludable:

1.- La salud:

La prevención es fundamental en la evolución de las enfermedades. Obviamente hay multitud de enfermedades que no dependen del estilo de vida que cada individuo tenga, pero la detección precoz es imprescindible para un tratamiento adecuado y a la larga, tener una mejor calidad de vida. Por ello, el muy importante concienciar a la sociedad sobre la importancia de la medicina preventiva.

2.- La actividad física:

Realizar ejercicio físico de forma regular tiene efectos muy beneficiosos sobre todas las personas, pero en especial sobre el colectivo de personas mayores. Multitud de estudios certifican que la falta de actividad física aumenta el riesgo de padecer, entre otros problemas de salud, obesidad, problemas cardiovasculares o diabetes.

Son muchas las formas de practicar deporte, solo es proponérselo!

3.- La actividad mental:

Es importante trabajar el cuerpo, pero no menos importante trabajar la mente. La población mayor de 65 años ya jubilada, habitualmente tiene menos responsabilidades (en cuanto a actividad laboral). Esto hace que no tengan tanta actividad mental y haya que fortalecer el cerebro. Para ello, se pueden realizar diferentes actividades: desde hacer pasatiempos u otro tipo de juegos mentales o de mesa, leer, participar en actividades culturales o apuntarse a talleres de estimulación cognitiva.

4.- La participación social:

Es frecuente dejar de pertenecer a ciertos grupos a partir de los 65 años, especialmente los relacionados con el ámbito laboral. Eso no significa que las personas mayores no puedan comenzar a pertenecer a nuevos grupos donde participar de forma activa. Una buena forma de sentirse activo y participativo en la sociedad es buscar nuevos grupos que a nivel personal te aporten. Puedes apuntarte a actividades de ámbito social y ayudar así a otras personas, a actividades de tipo cultural o lúdico.

Tanto las instituciones públicas como entidades privadas promueven el envejecimiento activo. Desde Innova Asistencial os animamos a que busquéis en vuestro barrio estas entidades y os animéis a promover vuestro propio envejecimiento activo o saludable.

Os dejamos un video que refuerza nuestra filosofía, la filosofía del Envejecimiento Activo.

Natalia Martínez Diez
Trabajadora Social de Innova Asistencial

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Solicita un presupuesto

Selecciona la sede:

¡Gracias por contactarnos!

Revisaremos tu consulta y nos pondremos en contacto contigo a la mayor brevedad posible.