El 15 de mayo es el día de las familias, estas son muy importantes para el desarrollo de los niños y los jóvenes.

Pero no olvidemos que también ayudan mucho cuando las personas se hacen mayores, y sobre todo si tienen algún tipo de enfermedad, como el Alzheimer.

El alzheimer, explicado de un modo muy resumido, produce un deterioro cognitivo, dando lugar a la muerte de las neuronas y con ello la la pérdida de memoria.

En estos casos, la ayuda, la paciencia y el cariño de sus familiares es un elemento clave para que la enfermedad sea más llevadera, y el paciente tenga una buena calidad de vida.

Veamos cómo pueden colaborar los miembros de la familia:

La actitud con la que la familia afronta la situación

Dependiendo de cómo la familia y el entorno cercano acepte la enfermedad de su ser querido, así será cómo la acepte el enfermo. Es importante lograr un ambiente de amor, paciencia, colaboración y respeto para que el enfermo de Alzheimer no se sienta mal y esté cómodo.

Cuando la enfermedad está más avanzada, son como niños y están muy sensibles, por lo que la familia deberá mostrar aún más paciencia y ayudarlos a recordar las cosas prácticas básicas como tomar sus medicinas.

Trabajo en equipo: familia, médicos y paciente de Alzheimer

Si todos ponen de su parte, y su mejor actitud, el camino será más agradable para todos.

El ambiente familiar debe trabajar en equipo, todos deben tener unas nociones básicas de la enfermedad y de cómo cuidar al enfermo, para que el peso no recaiga únicamente sobre un familiar.

Una buena organización y una actitud de apoyo hacia todos, y sobre todo hacia el enfermo, será esencial para lograr aplicar todas las recomendaciones médicas.

Darle los cuidados necesarios al enfermo

Un paciente de Alzheimer requiere de muchos cuidados, y se debe tener especial atención a ellos para que su calidad de vida no empeore. Lo ideal es que las familias aprendan qué es lo que necesita exactamente y aplicar estos conocimientos nuevos en su día a día.

Muchas familias necesitan pedir ayuda parcial o completa, para llevar mejor la situación.

Los miembros de la familia deben adaptarse, pero no renunciar a sus vidas, si no aprender a compaginar ambas cosas. Y contratar una ayuda externa suele ayudar en esto.

Aunque un familiar pueda ocuparse totalmente de un enfermo de Alzheimer porque disponga de tiempo, es aconsejable también contar con ayuda externa si le es posible.

Por una parte, dispondrá de tiempo libre y aprenderá del profesional. Por otra, el paciente estará atendido por profesionales y es bueno estar y hablar con otras personas.

En Innova asistencial estamos especializados en servicios de asistencia personal, tenemos diferentes opciones dependiendo de la situación del paciente y del tiempo que se necesite cubrir. Si necesitas ayuda, puedes informarte aquí y pedir presupuesto sin compromiso.

Tratar al enfermo de Alzheimer con dignidad

Hay que mostrarle todo el respeto que se merece y mucho cariño. Recordar todo lo que esa persona ha sido, para tratarla dignamente: su profesión, su forma de ser, sus pasiones…

También es bueno que el enfermo esté rodeado de lo que es familiar, sus seres más queridos y sus objetos personales, todo esto ayudará con el retraso de la enfermedad y lo hará estar más cómodo.

No perder la comunicación con el paciente

No hay que dejar de intentar comunicarse con el enfermo de Alzheimer, aunque sientas que la conversación no es del todo efectiva o que estás hablando con otra persona. No hay que aislar al paciente en las conversaciones, si no intentar incluirlo.

La familia debe trabajar la empatía, el amor, la comprensión hacia el paciente y superar la frustración que le ocasione el no poder comunicarse con su ser querido como antes, aprendiendo y creando una nueva manera para comunicarse con él.

Una forma de comunicarte con ellos es con objetos y fotografías del pasado, pues la memoria que afecta la enfermedad suele ser la más reciente. Ver cosas del pasado, les hará sentir en un ambiente conocido y cómodo.

Sabemos que los familiares también sufren la enfermedad con el paciente, pero crear un ambiente positivo, empático, amoroso… a pesar de la situación, hará que todos os sintáis mejor. El apoyo de la familia, es muy importante para la salud del enfermo.

Si quieres contar con ayuda profesional, para mejorar la calidad de vida de toda la familia, primordialmente la del paciente de Alzheimer, puedes contactar con nosotros.

También te puede interesar
Share This