¿Qué es una enfermedad grave?

 

Según la OMS, una enfermedad “es una alteración o desviación del estado fisiológico en una o varias partes del cuerpo, por causas en general conocidas, manifestadas por síntomas y unos signos característicos, y cuya evolución es más o menos previsible”.

 

La dificultad está en la consideración de grave en la enfermedad y de lo cual van a depender permisos laborables, prestaciones económicas o coberturas dentro de las compañías de seguros. Ni los propios Tribunales Superiores de Justicia lo dejan claro, como en la sentencia de 14 de enero de 1997 en Cataluña donde se exponía que “no existe un concepto definido de enfermedad grave, sino que en función de la trascendencia de la dolencia o enfermedad y en relación con las circunstancias, se podrá considerar como grave o no”.

 

Queda en manos del facultativo y a su criterio determinar la gravedad de una enfermedad y hacerlo constar así en el correspondiente parte.

 

En el caso de los seguros privados es importante saber que no todas las compañías cubren las mismas enfermedades graves y siempre será necesario que un médico perito reconozca legalmente y coincida con alguna de las definidas como enfermedades graves por su póliza.

 

Permisos retribuidos por enfermedad grave

 

Se amplía el permiso retribuido que disfrutará el trabajador con motivo de fallecimiento, accidente o enfermedad grave u hospitalización, de los familiares del trabajador, hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, al supuesto de la intervención quirúrgica de estos parientes, siempre que precise reposo domiciliario (es decir, aunque no se requiera de hospitalización).

Gracias a esta ampliación del permiso retribuido se solventa el problema relativo a entender cuándo la enfermedad del pariente habría de considerarse como «grave», interpretándose que lo era cuando requería hospitalización.

Quedaban así, en muchos casos, fuera de cobertura aquellas operaciones quirúrgicas graves en los que el paciente no era hospitalizado, sino que se reponía de la operación en su domicilio. Por ejemplo, en el caso de operaciones de juanetes o cataratas, que limitan o impiden la movilidad del enfermo, necesitando ayuda de una tercera persona. Con la ampliación del permiso se cubren estas necesidades.

El permiso será de dos días o de cuatro si es necesario un desplazamiento o los días que establezca el convenio colectivo de aplicación

 

La Seguridad Social recoge un listado de 109 enfermedades que merecen la consideración de graves para la aplicación y desarrollo de la prestación económica por cuidado de menores afectados por cáncer u otras enfermedades graves. Este listado está pensado para enfermedades de larga duración que exigen tratamiento continuado, por lo que no identifica exclusivamente a todas las enfermedades graves.

 

 

 

Si no tienes claro si la enfermedad que padeces tú o algún familiar tiene la consideración de grave puedes ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos a resolver tus dudas.

 

                       SERGIO CASTILLA DOMÍNGUEZ

DIRECTOR INNOVA ASISTENCIAL

Share This