A menudo surgen fallos al utilizar los absorbentes para adultos, es decir, los conocidos como “pañales para adultos”. Sin embargo, no se suele utilizar este nombre para no mellar en la dignidad de quien los usa.

Fallos al usar los absorbentes para adultos

Pero con el paso de los años, es normal sufrir de pérdidas de orina o incluso de incontinencia. Se dice que a medida que nos volvemos mayores nos parecemos más a los niños y a los bebés, porque nuestro cuerpo ya no responde como antes.

Las pérdidas de orina o simplemente hacerse pis encima puede ser muy incómodo para las personas mayores, porque es algo que afecta directamente a su dignidad. Sin embargo, en la actualidad tenemos soluciones que nos permiten lidiar con este problema. Como por ejemplo, los absorbentes para adultos.

Claro que, a veces se utilizan mal y no son tan fiables como nos gustaría. Por ello, queremos hablarte de los errores más habituales al utilizarlos, para que no vuelvas a ponerlos mal ni a sufrir de sus errores:

  • Barreras antiescape levantadas para evitar fugas: asegúrate de que están bien levantadas para que no se salga el pis por fuera.
  • Bien colocado: la parte más ancha de los anatómicos debe estar hacia atrás, es así como queda bien colocado.
  • Indicador de humedad en línea: para saber si el absorbente está bien colocado, deberás cuadrar el indicador de la humedad con la columna.
  • Cambio: si cambia de color, es importante que cambies el absorbente. De no hacerlo podrías mancharte o incluso irritarte.
  • Talla adecuada: elegir bien la talla también es fundamental. Las primeras etiquetas deben ir en la parte inferior, bien ajustadas, luego las de la parte superior, para que no haya escapes.

Para muchas personas, estos productos son completamente nuevos y es normal no saber utilizarlos. Por ello, hay que tomarlo con calma y paciencia porque no es en absoluto el fin del mundo.

Todas las personas seremos mayores algún día y nadie se va a salvar de utilizarlos en algún momento dado, tanto para dormir como para el día a día. Al fin y al cabo, es algo totalmente natural y a la orden del día.

Identificar estos fallos en los “pañales” de las personas mayores te ayudará a poder usarlos mejor, a saber cómo se utilizan en el día a día para que no tengas ningún escape. Recuerda que si necesitas más ayuda, puedes preguntarnos.

Share This